UN BUEN TERMÓMETRO

La visita de la delegación de Brasil a China puede ser un buen termómetro para el tratamiento que Colombia debe esperar cuando su Jefe de Estado, Juan Manuel Santos visite Beijing en el segundo semestre de este año.

La delegación brasilera, conformada por 350 oficiales del gobierno federal y 70 empresarios y liderada por la Presidenta Dilma Rousseff visitó a China con la intención de firmar al menos 10 acuerdos de cooperación para fortalecer el intercambio de tecnología e investigación, así como para robustecer aún más los lazos comerciales entre las dos naciones, a través acuerdos comerciales para un mayor intercambio de alimentos y bienes de uso personal. Pero la ambición se quedó corta con la realidad: Al finalizar la visita, habían sido 20 los acuerdos firmados entra las dos naciones, entre los que se incluye uno de cooperación en un satélite de beneficio común sino brasilero.

Mientras que China se posiciona como el primer país de intercambio comercial para Brasil, con una balanza comercial de U$ 30.78 billones de dólares de exportaciones hacia China y U$ 25.59 billones de dólares en importaciones, el panorama para Colombia es distante pero favorable, con una intercambio comercial de 46 partidas arancelarias de exportaciones hacia China, contra 942 partidas arancelarias de importaciones desde ese país, según la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia.

El reto del Presidente Santos cuando visite a Hu Jintao en Beijing durante el segundo semestre de 2011, será fortalecer los lazos comerciales y propender por un aumento de intercambio social y cultural que beneficie a los dos países.

Y mientras Brasil y China buscan estrechan sus vínculos comerciales, también compiten fuerte por la construcción de la línea férrea del Carare en Colombia. Una delegación china visitó el pasado 23 de octubre al Presidente Juan Manuel Santos, a quien le manifestó  abiertamente su interés para construir la línea de 250 kilómetros que permitirá comunicar al Océano Atlántico con el Océano Pacífico a través de un puerto seco que le permitirá a Colombia competir con Panamá y su canal marítimo que alguna vez le perteneció. La inversión férrea asciende a U$ 1.000 millones y no sólo China sino también Brasil han mostrado interés en su construcción y en el desarrollo del puerto en las costas colombianas.

Aunque el Presidente Santos se ha mostrado muy interesado en le inversión china, la revista The Economist advirtió la semana pasada que el proyecto ferroviario chino en Colombia es una ambición tan lejana como la distancia que separa a Colombia de China, pues los problemas de corrupción que ha afrontado la administración de Liu Zhijun, el ministro responsable de la construcción ferroviaria china, son un gran obstáculo para que China busque en este momento expandir sus proyectos ferroviarios más allá de sus fronteras.

Sin embargo de lo anterior, una visita de bajo perfil tuvo lugar el pasado 31 de marzo en el Palacio de Nariño. Al palacio presidencial asistió el empresario maltés Shiv Shankaran Nair, presidente de British Borneo Holdings Ltd. Este empresario independiente se ha caracterizado por ser un hábil representante del gobierno chino y es quien ha adelantado serias negociaciones en países africanos a donde ha llevado de manera exitosa, billonarias inversiones chinas, no en vano la revista Diplomat lo ha calificado como “el arma secreta china en África”.

En esta oportunidad, representando a China Railways y a China Harbour esta arma secreta china se reunió a puerta cerrada con el primer mandatario de los colombianos para discutir los intereses chinos en la creación del canal seco que competiría con Panamá, permitiendo la conexión de Atlántico con Pacífico, tema que será fundamental en la gira que del Jefe de Estado colombiano en China, en la cual, además, deberá fortalecer los lazos comerciales que ya desde 2009 se habían estrechado con el gigante asiático, cuando el entonces vicepresidente y primo del actual presidente, Francisco Santos firmó en nombre de Colombia 7 acuerdos que pretenden impulsar la cooperación económica y técnica, así como la atención de desastres naturales, como la ola invernal que actualmente afecta seriamente a Colombia.

Y como si esos 7 acuerdos recientes fueran poco, en la última visita de la Secretaria de Estado china Liu Yandong a la región, China firmó acuerdos bilaterales con Colombia, Chile y Ecuador en enero de este año, para fomentar la investigación científica, fortalecer los lazos académicos, intercambiar tecnología agrícola y establecer un fuerte programa de tecnologías de información y telecomunicaciones que beneficien a las naciones signatarias.

Por lo anterior, el reto de Santos en su visita a China no sólo será atraer inversión china a su país, sino fortalecer los vínculos diplomáticos y comerciales que han forjado las dos naciones durante la última década y que sin lugar a dudas beneficiarán a Colombia y a la región y ayudarán a China en dar un paso adelante en su ambición expansionista.

Anuncios

Acerca de Sergio Held

Journalist living in Hong Kong
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s